El proceso de pintar el aluminio se denomina lacado.

El lacado consiste en la aplicación electrostática de pintura en polvo (generalmente de poliéster) que luego será polimerizada en hornos de convección de aire.

En la carpintería metálica, la combinación de capas de pintura suele tener un espesor de 60 a 70 micras, suficientes para un acabado duradero y de calidad..

Este proceso confiere al aluminio un mejor aspecto estético que permite utilizarlo como elemento decorativo, así como una mayor protección frente a los agentes externos.

A los colores más tradicionales, se han unido acabados texturados, con tonos metálicos, y muchos otros más… Puedes comprobar en nuestra carta de colores una selección de las muchas posibilidades entre las que podrás elegir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Juan José Ruiz Gálvez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Aruba S.p.A. (Italia) que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.